domingo, diciembre 15, 2019

Yo nunca cometo pecados

Imagino que alguna vez habréis escuchado algo así como: “yo no necesito confesarme, porque nunca ofendo a Dios” o "el pecado es un invento...

¿Confesión mí me conmigo? ¡El abrazo es cosa de dos!

De pequeños nos costaba un montón pedir perdón. Después de hacer alguna trastada corríamos a escondernos y no aparecíamos en toda la tarde. Al...

Una recomendación especial…

Andaba perdido, ante los problemas cada vez buscaba consejo en curas diferentes: con el que me confesaba al ir a misa los domingos, el...

¿Vergüenza…?

¡Ay, qué tentador es el Demonio cuando quiere… o más bien, cuando queremos nosotros! Nos roba la vergüenza para pecar, pero luego nos la...

No sé si me acordaré de todo…

¿No os ha pasado alguna vez que habéis visto la oportunidad de confesaros pero cuando os ponéis delante del sacerdote os quedáis en blanco?...

¿Por qué se confiesan los santos?

“¡Qué santos somos!”: Y es que cuando decidimos ir a confesar, a veces, sentimos que no tenemos por qué, ya que no encontramos ningún...

A quien mucho te perdona, mucho tienes que agradecerle

Habréis oído que: "uno no sabe realmente lo que tiene hasta que lo pierde". De hecho, creo que todos lo hemos comprobado alguna vez....

La amistad se construye perdonando

¡Qué ganas de comernos el mundo, de vivir la vida! Y es verdad que los jóvenes, o los que se sienten jóvenes, tenemos la...

¿Vaciamos la mochila de piedras?

Esta semana podríamos decir que vamos a dar uno de esos pasos de gigante, un paso gracias al cual todos los demás que demos...

Dios no regaña, Dios perdona

Seguramente se os habrá pasado por la cabeza alguna vez que nuestro Dios es un dios enfadado, que está deseando castigar, que nos carga...

VIDEOS DE JÓVENES CATÓLICOS

Entrevistas

María no tuvo la idea… ¡la disfrutó!

Ser libre no tiene por qué implicar siempre ser original. Podemos actuar libremente haciendo algo que nos ha pedido otra persona, copiando un modo de hacer, imitando a...

Post Destacados

Y, ¿Como vivo la Fe? Testimonio de Rocio Albert

“¡Pues con mucha alegría!”, fue lo primero que se me ocurrió cuando me propusieron este tema. Con el paso del tiempo he ido descubriendo que la única alegría duradera...