¿Quién dice que no podemos derribar muros? Los cristianos hemos visto cómo han caído el muro de Jericó y el de Berlín.

Muros que parecía que iban a perdurar toda la vida pero la fuerza del amor que se manifiesta en la oración ha derribado lo infranqueable.

Ha sido una oración sincera, valiente y auténtica ¿Como la tuya?

Artículo anteriorEl Regnum Christi que hay en ti. Testimonio de Marta
Artículo siguiente¿Crees que no tienes fe?