¿Por que no me miras?

Querido mío:

Disculpa si te soy demasiado sincera en esta carta, pero no me das otra opción.

¿No te has dado cuenta de que nunca me besas, ni me abrazas?

No quieres que esté a tu lado, ni llevarme contigo a ningún sitio. Parece que intentas escabullirte de mi.

Si me miras, es con horror, con miedo , incluso con vergüenza.

Si hablas con alguien de mi siempre es para quejarte, me echas la culpa de todo.

Si me agarro a ti para que no me sueltes, sales corriéndo arrastrándome detrás tuya.

Admítelo, no me quieres.

Yo ya sé eso, no sirve de nada que finjas.

¿Porqué no te preguntas por qué sigo aquí? ¿No ves que es lo que nos une?

Mi única razón de ser eres tú, no el que eres ahora, sino el que ,junto conmigo, podrías llegar a ser.

No puedo separme de ti, no puedo. Estoy hecha para ti, sólo existo para tí, nadie más podría reemplazarte.

Te prometo que si te acercas a mi, si empiezas a quererme, si me abrazas, si me besas, nunca volveré a ser una carga para tí.

Estaremos siempre juntos, hasta que la muerte nos separe.

Con amor:

TU CRUZ.

Cristina Hoyos