Uno de los encuentros más entrañables del evangelio es el Bartimeo, hijo de Timeo, con Jesús.
Son muchas las enseñanzas de este encuentro pero quería que te fijaras que la admiración y fascinación de Jesús por Jesús por el Maestro es fruto de lo que Bartimeo ha escuchado a la vera del camino y es que la Fe viene por la escucha.

 

Artículo anteriorEl documento final
Artículo siguienteLas letras de Santa Teresa son eternas. Entrevista al productor de El Hermano.