Yo quiero dar un beso como el de esta foto.

No te autoengañes, alguna vez, si no es que cientos, has pensado en un beso de película. Tal vez estás deseando dárselo en estos momentos a tu novio, lógico. Sin embargo, ¿es todo un cuento de hadas? Porque, tal y como hemos dicho, es un beso de película, y no solo es de película porque salga en ellas… sino porque en las pelis todo parece sacado de mr. wonderful, todo es perfecto, y al final todos sabíamos que en Crepúsculo, Bella iba a seguir su relación con Edward Cullem y dar de lado a Jakob.

En este post queremos hacerte ver lo que no suele salir en las pelis porque no vende. Esos besos y momentos tiernos son una pasada, pero detrás de ellos tienen que existir muchas cosas más para construir los cimientos de algo duradero. Porque hay miles de cosas en la vida que dan felicidad -pero momentanea- y nosotros como unos cracks que somos aspiramos a la eterna, a la que de verdad importa.

Pues bien, detrás hay sacrificio, detalles, misericordia, caridad… pero hoy queremos destacar una de ellas: CONFIANZA. Un gran problema al que nos enfrentamos hoy en día, y más con las redes sociales, es tener celos y no confiar al 100% el uno en el otro. De hecho, recientes estudios indican que uno de los mayores problemas y causas de separación es la falta de confianza. Lo que nos debe preocupar entonces es: ¿cómo solucionarlo o evitarlo?

La solución no es muy original, es la oración, sin embargo es eficaz al mil por mil, es infalible. Pero… ¿qué rezar? ¿qué pedir? ¿si no tengo problemas? Puedes empezar por sentarte delante de un sagrario, callarte, estar en silencio unos minutos y después contarle a Jesús ¡que está ahí vivo! como es la relación con tu novio, si os habeis peleado etc  ¡La clave es la oración y depende de ti!