Fátima – El último misterio

Quizá esta sea la milésima vez que oigáis hablar de Fátima en lo que llevamos de año, si la Virgen por aquí, si el tercer secreto de Fátima por allá… ¿Por qué entonces hacer un post sobre la Virgen de Fátima?  Muy sencillo: porque es nada más y nada menos que La Virgen y se lo merece todo, y si aún no lo creéis, esperad y veréis.

Esta película – documental de Goya Producciones no es otra película de Fátima, sino que es LA película porque nos introduce de lleno en el misterio, en lo que solo es capaz de hacer la Virgen y si se lo pedimos con FE. Durante los 80 minutos que dura el documental vemos la mano de la Virgen a lo largo de la historia del s. XX, ¿por qué cayó de repente el Muro de Berlín? ¿Tendría la Virgen algo que ver? ¿Por qué no culminó la tensión de los misiles? ¿Será que el Rosario tiene súper poderes? Después de ver este documental nos damos cuenta de que la Virgen es muy madre, Reina de la Paz y solo quiere que nos salvemos, que si hacemos lo que Ella nos pide el mundo se salvará, pero ¡de verdad! Solo cuando se hizo lo que la Virgen pidió: Rezar el Rosario, penitencia, sacrificio, consagrarse a su Inmaculado Corazón… el mundo empezó a encontrar la paz.

Lo que más impacta de esta película es descubrir de verdad el poder que tiene la Virgen, que si nos acogemos a Ella, nada puede ir mal. En Ella solo hay paz, amor, eternidad. Muchas veces pensamos que lo que pasó en el siglo pasado se queda ahí, que los mensajes de Fátima no tienen nada que decirnos hoy, pero todo lo contrario. La Virgen sigue hablando hoy, sus mensajes siguen teniendo repercusión hoy en día. La Virgen te necesita a ti, aquí y ahora.

Te animo a que descubras el poder que tiene la Virgen y que la cuides muchísimo, reza el Rosario, aunque te parezca un rollo aburridísimo, aunque pienses que 50 Ave Marías no pueden cambiar nada y que tienes cosas mejores que hacer… tú reza el Rosario, rezarlo y deja que la Virgen se encargue del resto. Quizá pienses que un Rosario no puede cambiar una guerra pero si tú lo rezas, tú familia, también, tus amigos, tu vecino… al final pequeñas personas haciendo pequeñas cosas en lugares pequeños pueden hacer grandes cosas. Quédate con esto: THOSE WHO PRAY CHANGE HISTORY, tú puedes cambiar la historia: reza el Rosario con fe. Si aún no te he convencido, mira “Fátima el último misterio” y no te quedarán dudas.