Testimonios

Gracias a S. José, la escultora Ana Pilar Palomino se convirtió

Ana Pilar Palomino es una escultora gaditana que aparece en la película «Corazón de Padre» porque S. José tuvo mucho que ver en su conversión.

«Por un lado, creo que en el fondo de mi corazón sí sabía que Dios existía. Eso no podía negármelo desde dentro. Pero por mi enfermedad (anorexia) y mis circunstancias una coraza me separaba de Él. Por otro lado, yo cuando aceptaba un encargo de arte religioso lo hacía con gran respeto al que me lo encargaba y a los que lo iban a contemplar. He hecho figuras muy de crítica, pero nunca contra la religión».

Entonces un sacerdote amigo le propuso hacer una estatua de San José para colocar en Nazaret, en Tierra Santa, pero además le pidió ir allí para que viera el lugar donde se iba a colocar.

En aquel lugar especial, se dirigió al santo. «Dije: ‘mira, San José, jamás he creído en ti, ni que la Virgen fuera virgen, ni que fuera la Madre de Dios. Yo no creo eso. Pero si existes y es cierto… dime por favor cómo hacerte’. Y era una pregunta sincera. Y entonces sentí que me decían, en el fondo del corazón: ‘Desde el amor de Dios’». Preguntó que querían decir esas palabras y el sacerdote le habló de la confesión y comunión.  Pero para ella eso era demasiado y le le dijo al sacerdote que si, aún así quería que hiciera la escultura. Cuando éste le respondió que sí, cuenta, que sintió entonces que Dios le quería. Aquello la cambió.

Empezó a tener una relación con Dios, desde el cariño y acabó confesando en el Santo Sepulcro. «El último día, no sé si en una hora santa o en misa, el sacerdote levantó la Sagrada Forma. Yo la miré y Le dije: ‘no creo en Ti; a ver cómo solucionas esto’. ¡Y desde ese momento tengo unas ganas inmensas de estar ante el Señor sacramentado!

Te recomiendo que leas este testimonio completo en Fundación Tierra Santa porque es precioso.

Artículos relacionados

No se han encontrado resultados.

Últimas entradas

Menú