Sí, tú ¡BE GOL!

    Sí, tú ¡BE GOL! (Beatificación de Guadalupe Ortiz de Landázuri)

    El pasado 18 de mayo tuvo lugar una auténtica revolución no sólo en la Iglesia, sino en todo el mundo.

    Guadalupe Ortiz de Landázuri, numeraria del Opus Dei, se convertía en la primera mujer laica en ser beatificada.

    Este hecho puede parecer un acontecimiento histórico. Puede, incluso, simplificarse como una ocasión de fiesta en la Iglesia Católica y, más concretamente, en la Prelatura del Opus Dei.

    Sin embargo, si bien todo esto es cierto, la beatificación de Guadalupe significa más, mucho más. Constituye una llamada clara y directa a todos los corazones. Ya lo transmitió en su mensaje San Josemaría Escrivá de Balaguer y se trasladó a la Iglesia Universal tras el Concilio Vaticano II “TODOS ESTAMOS LLAMADOS A SER SANTOS EN LO COTIDIANO”. Y aunque esta realidad es apasionante, en numerosas ocasiones es considerada utópica por muchos e incluso resulta ardua para aquellos que tratan de vivirla.

    Guadalupe ha dado visibilidad a ese mensaje, ha ejemplificado como es realmente posible alcanzar la santidad a través de un día a día ordinario. En su vida hubo cruz, pero, ante todo, hubo amor. Puesto que ser santo no es ser perfecto, es amar. Los ingredientes de su alma fueron la entrega y la “humilde alegría” que esta conlleva.

    No cabe duda de que Guadalupe es un regalo, una delicadeza de Dios con su Iglesia para que, de una vez por todas, nos creamos que es posible TO BE GOL.

    Carmen Rodríguez Baleato