Juan 3:16 en un minuto

El famoso «Juan 3:16» del que se habla tanto en la cultura protestante de los Estados Unidos de América es solo una frase… pero, ¡qué frase! La he visto citada cientos de veces en películas y series, pero, ¿acaso me he parado frente a ella y me he puesto a pensar cómo me afecta, o cómo me implica a mí de forma directa?
«TANTO AMÓ DIOS AL MUNDO, QUE LE ENTREGÓ A SU HIJO UNIGÉNITO PARA QUE TODO EL QUE CREA EN ÉL NO PEREZCA, SINO QUE TENGA VIDA ETERNA».
Sólo ha existido una criatura sin mancha, y hoy comienza el mes que le dedicamos: María, Nuestra Madre. Para cuidarla, voy a imitar las virtudes de aquel hombre que tanto la quiso: José, cuya faceta de trabajador hoy celebramos.