El libro de los Hechos de los Apóstoles nos ofrece a lo largo de uno de sus pasajes (Hch 20,17-38), lo que no pocos grandes exegetas de la Escritura han considerado como el testimonio fidedigno de lo que constituye una relación genuinamente evangélica entre un pastor según Dios y el rebaño confiado.

Catequesis de la serie Los discípulos de Jesús y el Evangelio, impartida por el padre Antonio Pavía.

Artículo anteriorLos frutos de la monja que ayudaba a las víctimas de la prostitución
Artículo siguiente“El Señor ha ido preparando una historia maravillosa para mí”