Desnudando la Pornografía

La edad media en la que se inicia el consumo de pornografía es once años, mientras que 1 de cada 10 consumidores ni siquiera ha cumplido la década. Estos son algunos de los datos ofrecidos por Dale Una Vueltauna asociación sin ánimo de lucro, destinada a ofrecer información contrastada sobre la influencia de la pornografía en la vida sexual, psicológica y social, enfocada principalmente a prevenir la adicción a los contenidos pornográficos y ayudar a quienes desean salir de esta espiral de consumo.

¿De qué va el proyecto?

Hasta ahora, apenas había voces que hablaran de la pornografía; era un tema por cubrir, todo un mundo del que hablar, y nadie lo hacía. Así comenzó este proyecto, que pretende hablar de la influencia real que ejerce la pornografía en el mundo actual, en la persona, sus relaciones y la sociedad entera.

Este proyecto, básicamente online, busca dar información abundante, con datos, estudios y relatos personales que ayuden a plantearse si el consumo de porno es realmente liberador o todo lo contrario (el mismo nombre “Dale una vuelta” indica que cada uno debe reflexionar, pensar y decidir por sí mismo). Y en particular es un grito contra los abusos que sufre la mujer en esta industria, siempre humillada y sometida.

Los artículos tratan temas variados, como información sobre la industria pornográfica y el machismo y la trata vinculada a ella. La web también ofrece consejos prácticos: no solo de prevención, sino también para facilitar el abandono del consumo de la pornografía. También consta de un apartado de testimonios, entre los que aparecen consumidores y afectados por el consumo de sus parejas, o un extracto del documental de la plataforma estadounidense “Fightthe New Drug en el que Greg Ory, el actor mejor valorado de toda la historia de la industria pornográfica, cuenta su experiencia. Dale Una Vuelta también trabaja con expertos en sexología y psicología clínica que ofrecen ayuda psicológica a quien la precise. También imparte sesiones informativas.

Se trata de un proyecto independiente, sin ninguna entidad, fundación o empresa que lo apoye. Es una plataforma ciudadana abierta a gente de cualquier edad, sexo, raza, religión o ideario interesada en colaborar. El proyecto ha aparecido en medios de comunicación españoles como TVE, El Mundo, La Vanguardia, La Sexta, Cadena Ser y Cope, entre otros.

Si te interesan este tipo de contenidos, la propia web de Dale Una Vuelta tiene un artículo con información sobre otras páginas dedicadas a explicar la influencia de la pornografía, tanto de habla inglesa como hispana.

 ¿Qué dice la Iglesia al respecto?

Según el punto 2354 del Catecismo de la Iglesia Católica: “La pornografía consiste en sacar de la intimidad de los protagonistas actos sexuales, reales o simulados, para exhibirlos ante terceras personas de manera deliberada. Ofende la castidad porque desnaturaliza la finalidad del acto sexual. Atenta gravemente a la dignidad de quienes se dedican a ella (actores, comerciantes, público), pues cada uno viene a ser para otro objeto de un placer rudimentario y de una ganancia ilícita. Introduce a unos y a otros en la ilusión de un mundo ficticio. Es una falta grave. Las autoridades civiles deben impedir la producción y la distribución de material pornográfico”.

La información es poder, y el poder, control

Los estudios indican que el consumo de la pornografía se ha disparado entre los jóvenes, y que muchas veces este producto sustituye a la educación sexual. Así, los estereotipos que la industria pornográfica transmite son los referentes para la conducta sexual de mucha gente, distorsionando la realidad -como indica por ejemplo este artículo de La Vanguardia-, y por tanto, afectando negativamente a las relaciones sociales. Por eso mismo, infórmate para formar tu criterio y tomar las mejores decisiones. Y si te encuentras inmerso en una adicción y necesitas ayuda, búscala. Cuéntalo: no estás solo.

Mariaje Ruiz