La Resurrección… ¿qué es?

¡El Señor ha resucitado! ¡Feliz Pascua…! Seguramente que durante las últimas semanas hayas oído algunas de estas consignas y al escucharlas te haya venido una sensación de extrañeza; o puede que tú mismo también las hayas dicho quizá sólo por costumbre sin saber muy bien por qué. ¿Por qué es tan importante la cuestión de la Resurrección? ¿Qué sentido tiene celebrarla todos los años?

La Resurrección de Jesús es un tema complicado y a la vez, la clave de toda nuestra vida ¡porque si Jesús no resucitó vana es nuestra fe! (Cf. 1 Cor 15,14) Por tanto, es importante saber de qué estamos hablando. La muerte es uno de los problemas más grandes de nuestra vida y al que más cuesta dar una respuesta satisfactoria: “¿por qué? ¡no quiero morir! ¿Y después qué?” Todo son deseos y preguntas en nosotros. Los discípulos también estaban decepcionados tras la muerte de Jesús: sus planes habían sido rotos con su muerte.

La resurrección de Jesús no es un mero volver a la vida sino algo más: es un paso adelante a la vida total penetrando en la eternidad atemoral. Jesús es el mismo pero distinto: es reconocible pero parece cambiado. Y este acontecimiento está acreditado por muchas fuentes: la narración de Marcos, el evangelio según san Juan… y otras fórmulas más antiguas habidas en las cartas paulinas y otros textos preevangélicos. Esta es la gran apuesta cristiana. ¿Tu crees esto? No hay cuestión más debatida que esta: mitología, falsa muerte, robo del cuerpo, confusión de los apóstoles, enfoque simbólico… Los cristianos necesitamos el hecho y su sentido para poder creer en Jesús. Llegamos a este convencimiento por el testimonio de todos los que nos preceden y es un acontecimiento que nos cambia totalmente y solo es inteligible a la luz de la fe

Así que, ¿qué es la resurrección? Es la respuesta al problema de la muerte y el paso a una nueva vida: ante todo, un misterio solo alcanzable a la luz de la fe. No olvides que gracias a este meta-acontecimiento, todos nosotros participaremos en el futuro de esta misma suerte. ¿Qué no he contestado todas las preguntas? ¡Ya lo sé! En los próximos posts iremos resolviendo el resto.

Maikel