Se vive solo una vez

Cómic y biografías de santos, combinación que nos presenta esta obra de la editorial Mundo Negro.

¿De quiénes se tratan? Son cinco misioneros jesuitas en América, (orden cuyo fundador fue San Ignacio de Loyola), uno de los cinco, san Alfonso Rodríguez.

Verás que estas vidas, cada cual con sus circunstancias particulares encuentran su propio “plan de viaje” para el Gran viaje, valga la redundancia, hacia el destino último, la vida abundante y feliz del Cielo.

Las vidas inspiradoras de estos misioneros en las que vemos su desarrollo, anécdotas, dificultades, metas alcanzadas, confianza en Dios y la Virgen María, te aportará nuevos matices para un criterio saludable, y así, vivir a toda mecha dándole sentido a nuestra propia existencia y NO ir “quemando etapas” o “dejando la vida pasar”. Sus testimonios osados, al ser radicales en el amor, sin vivir fifty fifty, muy probablemente estimule tu ilusión tal vez desgastada por el ambiente a menudo gris, propenso al negativismo, así la levante y te lances a explorar tu ruta para ser santos de los que hacen las cosas pequeñas y no tan pequeñas del día a día con una medida generosa de entrega personal, dándose a los demás como un regalo. Las santas y santos entendieron su gran dignidad por el hecho de ser seres humanos, el amor bien orientado a sí mismos y a Dios les llevaron y siguen llevando hoy a transformar sus existencias para el éxito, que no se queda en algo individual, sino que conduce a muchos a vivir a lo grande y también ser santos.

 

Si eres de los atrevidos que leerán “Se vive solo una vez”, deja que este delgado libro te lleve a las historias intrigantes y reales de estos misioneros, vidas resumidas pero con todo el jugo para que les saques provecho y pases ratos muy amenos en esta lectura interactiva, porque está escrito para que el lector mantenga la atención y se percate la información importante que se cuenta en cada biografía, es ideal para adolescentes y jóvenes de todas las edades. No digo más, descúbrelo tú.