El Esbirro – ¿Hasta dónde estarías dispuesto a llegar por tu fe?

«¿Por qué estaba yo allí, en esta fría mañana del 4 de septiembre de 1971, tan cerca de la muerte y lejos de mi hogar? ¿Por qué había abandonado la vida de Oficial de la marina y de Jefe de las Juventudes Comunistas de la URSS, para venir a caer aquí en el umbral de la muerte, en estas costas rocosas y hostiles del Canadá? Todo había comenzado mucho tiempo antes, en Rusia, con mi abuelo y mi abuela». Así comienza la historia de Sergei Kourdakov, su propia historia, quizá una de las más impactantes y conmovedoras de los últimos tiempos, tanto es así que ya se han publicado 21 ediciones.

Nadie después de leerlo se queda indiferente, a todos nos ha interpelado en algo. ¿Por qué? ¿Qué tiene este libro que enganche tanto? La vida de Sergei Kourdakov es una aventura continua digna de película. Kourdakov se quedó huérfano a los 4 años y desde entonces fue criado en un orfanato del Estado Soviético donde les decían «tú ya no tienes padres, ahora eres hijo del Estado»; fue pasando de orfanato en orfanato y fue desde muy pequeño descubriendo la brutalidad de la URSS y cómo empezar a ser respetado por los demás. Después de esta penosa infancia marcada por la brutalidad, la supervivencia, las palizas, el hambre… llega la juventud con la oportunidad de demostrar al mundo quién es Sergei Kourdakov. Empezó a ser adoctrinado en el comunismo hasta que se convirtió desde muy joven en el Jefe de las Juventudes Comunistas de su ciudad. Más tarde, a los 19 años se le presentó el jefe de la KGB y le invitó a formar parte de un grupo de operaciones secreto donde su principal misión era acabar con esos grupos clandestinos tan peligrosos para el comunismo, una verdadera averración para la URSS: los religiozniki, los cristianos.

Aquí empieza el punto de inflexión. Hasta ahora la novela ha tratado de describir de trasfondo como fue la URSS, desenmascara la verdad de la vida comunista… pero ahora… ahora todo cambia. Cuando empiezan a perseguir a los cristianos es cuando la vida de Sergei da un giro de 360 grados literal, pasa de ser un férreo comunista a huir de ese maldito país. ¿Qué papel juegan los cristianos en este cambio? Pues todo, en especial Natasha, una joven fiel de verdad, sin miedo a las palizas y una completa amante de Dios. Kourdakov propina dos palizas a la misma chica, pero ella no deja de asistir a los grupos clandestinos cristianos, tiene muy claro lo que quiere y no tiene miedo a morir por su fe. Esto a Sergei le hace plantearse todo, ¿en qué cree esta chica que no tiene miedo a morir por su fe? ¿Se ha vuelto loca? Desde entonces, empieza a descubrir verdaderamente qué es el Cristianismo y se da cuenta de que lo que persigue es nada más y nada menos que la verdad, las respuestas que tanto ha estado anhelando. Fue tal el electrochoque que desde entonces su vida consistirá en huir de Rusia, escapar de ese país que tanto daño le ha hecho, y llegar a un mundo libre donde pudiera contar la verdad de Rusia. Logró escapar a Canadá tirándose por la borda de un barco en el que servía y, una vez ahí, cuando empezaba su misión apostólica murió de un disparo a los 22 años. ¿Qué? Sí, sí, un «aparente accidente» a los 22 años.

Y yo ¿cuántos años tengo? ¿Sería capaz de todo por mi fe? ¿Hasta dónde estaría dispuesto a llegar? Es un testimonio que no deja indiferente a nadie, nadie, nadie. Toca muchísimos puntos en los que nos podemos ver reflejados ¿Soy fiel a Cristo tanto como Natasha? ¿Tengo miedo a vivir por Él? ¿Sé en lo que creo? Os animo a todos a leerlo porque de verdad que merece la pena descubrir el precio de tu fe, el precio de una vida.