¿Por qué sonríes siempre?

Hay pocas cosas que atraigan tanto como una persona alegre, feliz en cualquier circunstancia. Cuando las cosas van bien, cuando las cosas no van como esperaban… y, sin embargo, se es feliz. Todos los que convivimos con personas con esta profunda alegría interior muchas veces nos asalta la pregunta ¿por qué sonríes siempre? Y nos admira poder pensar que hay personas que son felices siempre, siempre, siempre porque nosotros también deseamos serlo ¿quién no desea ser feliz? Queremos descubrir que es aquello permanente en sus vidas que las hace vivir como si ya estuvieran en el Cielo.

Pues este libro es quizá una de las mejores respuestas a la pregunta por la felicidad, por la alegría perpetua. Y no es un ensayo, un manual sobre cómo ser feliz, cómo mantener siempre la sonrisa, sino que es nada más y nada menos que la vida entregada de ¡tres mujeres increíbles! El libro se divide en tres historias de mujeres admirables de nuestro tiempo: María de Villota, Chiara Corbella y Sophie Scholl. Ellas supieron hacer frente a cualquier situación con una sonrisa de oreja a oreja ¡qué privilegio poder aprender de ellas! Cada una nos enseña algo nuevo pero todas se asemejan en el hecho de que entregaron su vida a Alguien más grande que ellas mismas. 

Son tres testimonios impactantes que te ponen de frente con las preguntas esenciales de la vida como ¿para qué estamos aquí? Y ellas con su propia vida dan respuesta a esta pregunta. Estamos aquí para amar y dejarse amar, para ser feliz haciendo felices a los demás, para mostrar al mundo la Verdad y entregarnos hasta dar la vida. Vivieron no hablando en exceso de Él, pero si de manera que ahora nos preguntemos por Él.

Además, hay un epílogo donde narra la historia de Belén Langdon, la joven que nació al Cielo después de esta terrible noche del 1 de noviembre de 2012 en el Madrid Arena. Esto ya es el colofón del libro porque Belén es el rostro de la sonrisa de Dios, un ejemplo para todos nosotros, especialmente para los jóvenes. Una vida extraordinariamente ordinaria donde Cristo era el protagonista. 

Este libro de Lucas Buch merece la pena ser leído porque puede hacer mucho, mucho bien; y nos puede llevar a todos a una alegría mayor, una felicidad más plena que se da cuando nos entregamos hasta el fin y apostamos por grandes ideales. Es un libro que te hará muy feliz y hará que ahora puedas ser tú el motivo de la pregunta ¿por qué sonríes siempre? Porque en realidad, los cristianos somos felices por naturaleza.