Pastores venid, pastores llegad…

Cinco días quedan para Navidad, para una de las fechas más importante del año y se nos convoca a ir al portal.

¿Cómo vas pastorcillo? ¿Vas con buen ritmo y por buen camino?

En este Villancico, como en casi todos los demás se nos habla de la historia más hermosa y el Nacimiento más esperado de la historia de la humanidad, nos narra cantando la imagen preciosa del portal y, además, nos pone a nosotros de protagonistas.

Así es, pues cada uno de nosotros tiene dentro un pastorcillo; el cual cada año tiene una labor. Igual que los pastores fueron guiados por su fe al portal, así nosotros debemos ir.

¿Estás llegando ya al portal?

Ábreme tu pecho niño
ábreme tu corazón
que hace mucho frío afuera
y allí solo hallo calor

A veces es difícil llegar, hace frío en el camino, en ocasiones dejas de sentir por ese frío gélido y el camino pedregoso lo hace aun más complicado.

El frío, que deja el corazón sin sentir al alejarte de las cosas buenas de Dios, y el camino que hace que tropieces una y otra vez.

Por eso, pastorcillo, es necesario llegar al portal, llegar a ver al niño; que cuando Él nos vea, vea nuestro esfuerzo al llegar y nos abra su corazón, para que así todos los males desaparezcan y solo sintamos la alegría infinita de la Navidad.

Se nos llena el corazón y se nos llena el alma cuando vemos a Jesús en el portal; Pero no sólo eso, también vemos a María y a José.

Al niño miró la Virgen
a la Virgen San José
al niño miran los dos
y se sonríen los tres

Esta parte tan bonita del villancico, es la parte más importante en nuestro camino. Ésta tiene que ser nuestra meta. La meta que cada pastorcillo, que cada cristiano debe proponerse desde el inicio del Adviento hasta el nacimiento de Jesús, disfrutar a su llegada de esas tres grandes sonrisas.

La sonrisa de María, alegre de ver como sus pastores han logrado superar el camino.

La sonrisa de san José, orgulloso de ver que los pastores entran en calor tras el frío trayecto hasta el portal.

Y la sonrisa de Jesús, al conocer con certeza la sinceridad de cada sonrisa navideña y la recompensa que con ella él nos dará.

Pastores venid corriendo que el portal se está llenando!!

Mamen de Loma