Hablamos con un exorcista

    El Padre Graziano Dona, estudio Economía en la Universidad de Ferrara. Posteriormente se ordeno sacerdote y más adelante fue nombrado Ecónomo de la diócesis. Hoy, además, es uno de los Exorcistas de su Diócesis.

    Hemos tenido la suerte de poder charlar con él y estas son algunas de sus respuestas

    Graziano, hace unos días leyendo una entrevista que le hizo una publicación italiana usted decía que un exorcismo es un acto de gran caridad, ¿A qué se refería?, El exorcismo es en primer lugar, concretar un mandato de Jesús. En el Evangelio de Mateo en el capitulo 10 lo señala entre las cosas que hay que hacer como mandato misionero y en el Evangelio de la Ascensión de Marcos, echar los demonios en el Nombre suyo es una señales que sigue a los que creen. Y después el exorcismo es un acto de gran caridad, porque genera comunión: significa ayudar, sostener, consolar las personas afectadas de la acción extraordinaria del demonio con todas sus consecuencias de sufrimiento espiritual y físico.

    P. Graziano, ¿Existe el Mal?, ¿Hoy más que en otras épocas?, ¿Has tenido que celebrar muchas veces el ministerio del exorcitado?, el mal existe y todos tenemos experiencia diaria. Pero es importante recordar que el mal tiene una manifestación ejemplar que es el demonio (1Pt 5,8), que en el Evangelio Jesús llama: “el príncipe de este mundo” (Gv 12, 31) y que ha hecho una elección irrevocable contra Dios. También el hombre, con su libertad, es capaz de hacer el mal, entendido como separación y división fuerte con Dios y con los otros hermanos. Pero gracias a la Resurrección el demonio ya ha perdido y la libertad del hombre ha sido sanada. Pero no hay que olvidar que hasta el final de los tiempos el demonio seguirá queriendo alejar al hombre de Dios.

    No creo que en esta época su acción sea mas fuerte que en otras. Con seguridad es percibida como muy intensa por la gran rapidez y facilidad de los medios de comunicación y de transmisión de la información y por el gran relativismo que parece decir que no existan mas los valores objetivos más bien todo lo contrario.

    Respecto a mi ministerio en estos 6 anos he encontrado muchísimas personas que parecían sufrir la acción del mal pero solamente han sido diez donde he tenido que recurrir a la oración denominada exorcismo mayor.

    P. Graziano, ¿Por qué ahora hay mucha gente que acude a prácticas de espiritismo?, ¿Que piensas de fiestas como Hallowen? El hombre en si mismo tiene el deseo de lo infinito y desea, además, contestaciones sobre el sentido de la vida. Cuando, desde un punto de vista religioso, las ideas están en confusas y no estamos educados en la vida religiosa, se busca en lugares equivocados y se confía en el espiritismo o en la magia. Son practicas muy antiguas, que hacen daño, crean esclavitud y, al final, nos alejan de Dios.

    La fiesta de Hallowen, la considero inoportuna y chabacana: el 31 de octubre se juega y se bromea con monstruos y esqueletos y en los días siguientes se acude a la oración y al recuerdo de los difuntos. Mas bien se debería celebrar, en la víspera de todos los Santos,  la belleza de la santidad de la Iglesia. Hallowen no nos pertenece y, por desgracia, a menudo se convierte en una excusa para hacer rituales que pertenecen más al mundo de la magia o del satanismo.

    P. Graziano, ¿Cómo se puede combatir el Mal? Y ¿Cuál es la base para llevar una buena vida cristiana? Me gusta siempre decir que al vicio se le combate con la virtud. Hay necesitad de cuidar la propria vida espiritual. En la base de todo está la denominada vía ordinaria: Eucaristía, Confesión y oración personal. Estas tres cosas son fundamentales.

    P. Graziano, ¿Es la confesión el primer remedio para combatir el mal?, Se podria decir que la Confesión que es el primer y mas grande exorcismo. El Sacramento de la Reconciliación es el encuentro con Jesús misericordioso que reúne en Comunion, da liberación y la consolación. Pero va siempre acompañada de la Eucaristía y la oración personal.

    P. Graziano, ¿Por qué ha dicho que la Educación y la cultura son la base de todo?, quien se acerca al espiritismo, quién practica el satanismo y se acerca a sectas, se deja llevar por lenguajes y actitudes a menudo vulgares y irracionales que crean prejuicios, sospechas y separaciones con otras personas. Algunos ritos orientales insisten en que s liberen energías y piden fundirse con el cosmo, con el resultado que las personas pierden el control de si mismos, de sus propios pensamientos y de su proprio sentimientos y, sobre todo, de tomar menos responsabilidades. El motivo es simple, la razón es descalificada y no se puede ser mas libre porque no se es capaz de tomar decisiones y de elegir entre el Bien y el Mal. Por eso digo que la educación es muy importante para estar lejanos desde el Mal.

    P. Graziano, un famoso exorcista ya fallecido que decía que la Virgen María es una gran intercesora contra el mal, ¿Qué puede decirnos?, es verdad, la intercesión de la Virgen María es potentísima. En el fondo en María Inmaculada y Asunta a los Cielos, brilla toda la victoria de la Resurrección de Jesús. Al Demonio esto le produce un tremendo fastidio porque en la Virgen María se concretizada su propria derrota. Durante los exorcismos no falta nunca una invocación a la Virgen, y yo también rezo frecuentemente el rezo del Santo Rosario que aconsejo a todos.