«La misión es una gozada». Testimonio en VÍDEO de Ester Palma.

    ¿Jóvenes que renuncian a tener una relación, ir de tiendas y no disfrutar de todas las comodidades que tienen a su alcance?

    ¡Sí! ¡Existen y no es ciencia ficción! Jóvenes que no están dispuestos a dar la cara por Jesús. Tal y como lo lees. No dan la cara, ¡dan la vida!

    Nunca fue tan fácil escucharlo y tan difícil hacerlo. Hoy en día, no le damos importancia al hecho de que chicos y chicas de nuestra edad lo dejen absolutamente todo para servir al otro. Renunciar a salir con los amigos el viernes, tener un sofá, un armario con ciento y un modelito… Sigue estando de moda, porque la misión tiene como primer impulso el Amor a Cristo, y ÉL, no pasa -ni pasará- de moda. Es por ello que el número de misioneros hace un total de 380.000 y cada año va en aumento.

    Presentamos a Ester Palma, misionera en Corea Sur y dispuesta a dar la vida por una causa que tiene nombre, rostro y vida propia: Jesucristo.

    Gracias a todas y cada una de esas 380.000 personas que están en misión, porque Juntos llegamos a más almas…. y donde no llegamos nosotros, llegan ellos.  

    ¡La cruz siempre suma!