La Cruz siempre suma (+)

Ya hemos vuelto todos de Polonia. Vemos como nos animan desde diferentes medios a poner en práctica todo lo recibido en la JMJ. Verdaderamente hemos de hacerlo, pero no es fácil. Cada uno tiene sus dificultades y todos los mensajes del Papa cuesta llevarlos a cabo.

Pero esta vida, sin dificultades, no tendría sentido. Todo ser humano ha sufrido alguna vez en su vida. Nosotros, los cristianos, tenemos que saber darle el sentido que tienen. Dios nos invita a compartir su Cruz a través de estas complicaciones.

¡Apreciemos lo bonita que es la vida siendo cristianos! Si es que, al fin y al cabo, la vida es bella porque es dura.
Por lo tanto, que cada uno, con las dificultades de su ambiente, aplique lo que nos dice el Papa cogiendo alegremente su cruz. Porque la cruz (+) siempre suma, nunca resta.