La llave del corazón de Dios

Hace poco leía una frase de un gran santo, oraci_n_en_el_temploel padre Pío, que decía: «la oración, es la llave del corazón de Dios». El problema está en que orar, parece tal vez sencillo, pero no lo es.

Normalmente nos dicen que orar es: hablar con Jesús, contarle nuestros problemas, tratar de amistad con Él… y aunque todo esto es cierto, es complicado debido a que cuando intentamos poner en práctica la oración, nos despistamos con facilidad o si no nos damos cuenta hacemos un monólogo y no dejamos que Dios nos hable.

Para ti y para mí, que queremos conocer a Dios y
sentirnos amados por Él (el único Amor que llena completamente), nos sería de gran ayuda como un manual de instrucciones o el código pin para poder entrar en el canal de Dios y hablar con Él. Pues bien, el cardenal Mercier nos da un pequeño consejo para poder sentir y ver el rostro de Dios en la oración y adentrarnos en ella:

Captura de pantalla 2015-08-17 a las 13.42.31