No seas un triste

 

Muchos piensan que la sección ¿y para ti? de GivenFaith no va con ellas o con ellos, porque creen que aquí sólo se van a tratar temas de curas y monjas. Pues, como dice el Padre Luengo Mesonero, si piensan de este modo, lo siento mucho porque tiene que ser muy triste no sentirse llamado cuando, como escribió San Pablo, todos, recuerda, todos estamos llamados a la santidad.

Es, como también señala Luengo, una pena que tú no te sientas mirado por la Mirada que ha trasformado a pescadores en apóstoles, a un recaudador de impuestos a dar su vida por un Crucificado, o a que una joven de Albania se dedicara a limpiar el cuerpo de los enfermos del SIDA por todas las partes del mundo.

Porvocacion eso hemos decidido crear esta sección que quiere ayudarte a descubrir, como ha puesto hoy un amigo mio en su perfil de Facebook, a ser el hombre más feliz del mundo por hacer lo que Dios me pide. Porque detrás de esa mirada hay algo que es capaz de trasformar hasta a aquellos que muchas veces les gustaría esconderse de esos ojos que llenos de ternura están cargados de aventura.

Por consiguiente, para leer esta sección se requiere la valentía ante los posibles peligros y dificultades, el estar decidido a no mirar para atrás y seguir caminando hacia adelante aunque los obstáculos que aparezcan puedan parecer insuperables y, finalmente, gran sentido del humor porque lo que Dios te había preparado desde toda la eternidad estaba delante de tus narices pero, por lo que sea, no te habías dado cuenta.