Cuidado con tu Gollum

Uno de los personajes más famosos del cine es Gollum cuyo verdadero nombre es Smeagol. El pobre Hobbit, como puede que hayas visto en la película, sufre una trasformación por la codicia al descubrir el anillo en el lago.

Pero, ¿Cuál es el verdadero problema de Smeagol, es la codicia?, en un primer momento puede que sí pero después el problema es de Orgullo que le hace vivir no una vida verdadera sino imaginaria. Por eso la persona se trasforma y llega hasta duplificarse, llegando, en un determinado momento, a enfrentan los dos personajes de la misma persona. Gollum contra Smeagol. La verdad y la autenticidad contra la mentira y la codicia.

No es un suceso de película sino real. Muchas veces el orgullo no nos hace ver los sucesos de la vida con autenticidad. No nos hace ver nuestros defectos y limitaciones y nos muestra un mundo de fantasía de donde sólo se puede salir si somos sinceros con nosotros mismos para no convertirnos en ese personaje que creemos que somos sin realmente serlo.

El gran problema de Gollum es que se engaña y que intenta engañar; y eso le lleva a un callejón sin salida. Lo que realmente le hubiera hecho ser, como realmente es, tiene un nombre conocido por todos: amar la verdad, su verdad: Smeagol eres un hobbit codicioso y te has dejado arrastrar por la codicia llegando hasta matar por un anillo. Lo que realmente le hubiera hecho a Smeagol seguir siendo Smeagol es haber sido sincero.