Esteban, el bebé abandonado de la Agustinas Recoletas

El pequeño Esteban llegó a la comunidad de monjas Agustinas Recoletas del Corazón de Jesús de Los Teques (Venezuela) cuando tenía tres meses y pesaba solo 2,8 kg. Ahora crece sano como uno más entre las religiosas, que le dan cada día su cariño. “La gente dice ‘¿cómo es posible que, siendo monjitas, también tengan que criar un niño?’. Para nosotras es vida”.

Una de las hermanas nos explica cómo han tenido que ir aprendiendo a cuidarlo, cómo le dan todo su cariño y así poder tener una oportunidad en la vida.

Publicado en el canal de YouTube de Agustinos Recoletos