La familia, altar del sacrificio del «yo»

En la web Doxología han publicado un artículo cortito sobre el valor de familia y lo que aporta a cada uno de sus miembros. Lo transcribo íntegro porque es precioso:

Desde la perspectiva de la fe cristiana, la familia no es sólo una escuela de virtudes, sino también un altar de sacrificio del “yo”, en pos de enaltecer una forma comunitaria de vida, basándose en el amor y la entrega mutua de los esposos entre sí y para con los hijos que Dios les ha concedido cual bendiciones.

En una familia cristiana, el esposo y la esposa se aconsejan y trabajan juntos en alcanzar tanto su salvación personal como la del otro, la del hogar que Dios les otorgó y, en la medida de lo posible, la de sus demás seres queridos, por medio del ejemplo y la exhortación a las buenas obras.

En este enlace de Doxología puedes acceder a este artículo.