Los frutos de la monja que ayudaba a las víctimas de la prostitución

María Riquelme fue la fundadora de la congregación de Misioneras del Santísimo Sacramento y María Inmaculada. Desde muy joven vivió su entrega a Dios poniéndose al servicio de los más pobres en escuelas para niños pobres, catequesis, visitas a prostíbulos, ayuda a familias necesitadas, etc. que culminó siendo religiosa y fundadora de la congregación.

Hoy encontramos el testimonio de la colombiana Luz Dary Urrego que gracias a esta monja descubrió el amor de Dios. «Quedé impregnada de ese amor, humildad y sencillez de esa mujer y quise conocerla más, aprender de su carisma y compartirlo con todo aquel que se me acercara. Luego, al año siguiente me sucedió algo tan maravilloso e inexplicable que me dejó fijada en María Emilia Riquelme y su Carisma; tuve un sueño con la Virgen María en el que Ella me hablaba pero yo no lograba escucharla…»

Luz ha estado recientemente en España recorriendo los lugares por don de anduvo la madre fundadora. «Mi paso por la casa de Barcelona y mis conversaciones con santas como la madre Carmen Piguillen alimentan mi alma cada vez más para seguir al Señor y amar más a la Santísima Virgen y a la eucaristía».

Te recomiendo que entres en este enlace de congregación del Misioneras Santísimo Sacramento y María Inmaculada y descubrirás el sueño tan impactante que tuvo Luz Dary