Una Palabra Tuya para hoy, martes

Marcos nos narra una de las consignas más importantes de entre todas las que Jesús nos regala durante el trascurso de su vida pública. Estamos llamados a la sencillez. ¿Por qué nos comparamos? ¿Qué conseguimos dándole vueltas a la pregunta sobre quién es o deja de ser el más importante?
Hoy, nos acogemos a la acción de la Virgen, para que Nuestra Madre nos lleve, como si fuéramos niños, a los brazos del Padre, y nos una a Él para siempre.