El Señor nos llama a la conversión, a descansar en Él. A dialogar con Él. Jesús se apiada de nosotros y nos enseña la Verdad del Amor de Dios, como el Buen Pastor en quien debemos confiar.

Artículo anteriorEntrevista a Mayte, mujer de Santi Cañizares
Artículo siguienteEvangelio de mañana, domingo