Ya informamos del aterrizaje de Iesu Communio en Valencia.

Ahora os dejamos algunos testimonio, entre ellos el de Verónica Berzosa, de su llegada a la Capital del Turia.

Artículo anteriorLo nuevo hay que descubrirlo
Artículo siguiente¡Mi amigo ha salvado 5 vidas!