Gigantes hacia la victoria

Si habéis tenido la fortuna de haber visto ya esta película dirigida por Alex Kendrick, sabéis que es un peliculón emocionante, ideal para ver cualquier público, vamos, que no hay escenas no recomendables para los pequeños de la casa.

Gigantes hacia la victoria, cuyo título original es Facing the giants, traducido literalmente sería: Enfrentando a los gigantes, está ambientada en un equipo de rugby, fútbol americano de un instituto estadounidense, tal equipo, pasa una mala racha, pues Gran Taylor, el protagonista, que es el entrenador del equipo, está en una crisis profesional y personal aparentemente insuperable, que parece que solo puede ir a peor. Cuando Gran siente que empieza a tocar fondo, descubre que estaba confiando en sus solas fuerzas. Decide confiar en Dios y le ofrece todo lo que tiene: su mente, proyectos, su carrera profesional,TODO. Te asombrarás de lo que irá ocurriendo, no solamente en la vida de este entrenador, sino en la vida de los que le rodean. Porque con una persona que se tome en serio vivir su fe y por tanto, dar lo mejor de sí mismo, transforma las realidades que vive, ofrece un testimonio de vida atractivo y convincente de felicidad duradera cuando te apoyas en Dios.

¿Y tú, en qué puesto tienes a Dios en tu escala de prioridades? ¿Hay algo que ya puedas hacer hoy a tu familia, a tus amigos, compañeros, vecinos, para acercarles a conseguir alguno de sus objetivos? ¿Has pensado que las cualidades que tienes, te fueron dadas para compartirlas con los demás, que tienes una misión? ¡Ánimo!

Si te gustan los desafíos, el deporte y no estás dispuesto a renunciar a tus sueños… esta película es para ti, tienes que verla. No quedarás indiferente.

Laura Ponce