Antes de ayer, antes del partido, un amigo me pasaba este video. Lo vi nervioso porque lo que tenía mi alma en vilo era lo que minutos después iba a empezar: el gran pase a semis de mi Atleti.

Me llamó tanto la atención que todos los protagonistas llevaran la bufanda colchonera y que ninguno de ellos fuera a ver la final de la Champions… que casi me pareció surrealista. No quiero menospreciar con este comentario a la afición de ningún equipo pero… que sea el Atleti el que vaya a jugarse lo más grande del mundo y que estos actores se dediquen a hacer cualquier otra cosa que no sea verla… para un indio es casi un insulto y una buena excusa para bucar al guionista, darle una colleja y decirle… «amigo, tantos años de carrara y no te has enterado de nada».

Pero no, este guionista sabía perfectamente lo que se hacía y es que estos señores a los que me refiero eran sacerdotes y un buen sacerdote primero es cura, después deja todo para atender a cualquier hermano necesitado y por último, a lo lejos, pone en práctica las demás cosas por grandes que humanamente parezcan.

Me emocioné mucho viéndolo y pedí al Señor por todos los sacerdotes, seminaristas y personas que se plantean su vocación. ¡Ojalá y todo este gupo de personas poseyeran un corazón como el de estos «actores»! ¿Os animáis también vosotros a rezar por esto?

Artículo anteriorA quien mucho te perdona, mucho tienes que agradecerle
Artículo siguiente[Podcast] Él te quiere como eres y en tus circunstancias