Un embarazo en la adolescencia no es probablemente el escenario con el que sueñan las menores que tienen relaciones sexuales. Marta se quedó embarazada con 16 años. A pesar de que socialmente “lo que había que hacer” era abortar, ella decidió tener a su hija. Su testimonio es probablemente de lo mejor que hemos visto en la red.

Además de la valentía para tener a su hija, nos ha sorprendido y alegrado muchísimo su arrojo para contar su testimonio en público, sabiendo que es algo que podría marcarle. Pero mejor que contaros historias, dedicad unos minutos a ver el vídeo, porque realmente vale la pena.

El próximo 14 de marzo, tendrá lugar en Madrid una nueva manifestación por la vida, la mujer y maternidad, convocada por el Foro de la Familia y por otras muchas asociaciones en defensa de la vida, de la familia y de la mujer. Marta ha decidido grabar su testimonio para ayudar a otras chicas que pasen por su situación. Podéis encontrar información en la web Cada Vida Importa.

Os animamos a todos a asistir al #14M. Quien no pueda hacerlo, pero desee ayudar, tiene también la ocasión de colaborar económicamente con el evento. La seriedad y transparencia económica de los organizadores ha sido realmente ejemplar. Aquí tienes toda la información de los ingresos y gastos. También puedes enviar tu ayuda a través de esa misma web.

Artículo anteriorWhyNotPries.org
Artículo siguienteUn yihadista de DAESH se convierte al cristianismo