Gänswein sobre la buena salud de Benedicto: «Su cabeza funciona perfectamente», reza y toca el piano

Con motivo de los dos años que se han cumplido desde la renuncia de Benedicto XVI, su secretario, colaborador más cercano y prefecto de la Casa Pontificia, Georg Gänswein, ha explicado al Corriere della Sera que a sus 88 años el Papa emérito lleva una vida monacal en la casa Mater Ecclesiae, sigue interpretando a Mozart en el piano y «su cabeza funciona perfectamente».

«Tiene algunos problemas en las piernas» pero «su cabeza funciona perfectamente», detalló Gänswein. Más aún, recientemente «ha vuelto a tocar el piano con frecuencia». «Sobre todo Mozart, pero también otras piezas que le vienen a la cabeza, que toca de memoria», precisó.

El Papa emérito lleva un ritmo de vida «muy metódico»: se levanta a las 7.45, «un poco más tarde que antes», misa, breviario, desayuno, oración, lectura, correspondencia, y «a veces, visitas».

El resto del día, lo reparte entre paseos, oración, lectura y las noticias de Italia.

Gänswein asegura que «sólo sale cuando el Papa Francisco se lo pide. No acepta otras invitaciones».

Gänswein admite que ambos Papas «son diferentes, a veces muy diferentes». «Pero tienen en común «la sustancia, el «depositum fidei» (el contenido de la fe), que deben anunciar, defender y promover».

Sobre si benedicto se arrepiente o ha dudado de su decisión de renunciar, es contundente: «Benedicto XVI está convencido de que la decisión que tomó y comunicó fue correcta. No tiene ninguna duda de ello».

 

ReligionLibetad