Obispos españoles se suman a condena de atentado en Francia: la violencia ofende a Dios

El portavoz de la Conferencia Episcopal Española, el P. José María Gil Tamayo, expresó la “condena y repulsa de la Conferencia Episcopal Española por el atentado a la revista satírica francesa Charlie Hebdo”.

En ese sentido, indicó que los obispos se unen “a la repulsa que ha hecho el Santo Padre y a su oración por las víctimas en Santa Marta en la que ha ofrecido la Misa por las víctimas y por la superación de la violencia”.

El portavoz de la CEE advirtió que el ataque de ayer se trató de “una violencia aún más dolorosa cuando se invoca en nombre de Dios porque pervierte en esencia la religión. No se puede abanderar una reivindicación en nombre de Dios cuando se usa la violencia, la violencia es una ofensa a Dios y a quienes son su imagen que es el ser humano que tiene una dignidad inalienable”.

Asimismo, el sacerdote mostró la “cercanía y solidaridad con las víctimas” con la sociedad y los periodistas franceses.

El P. Gil Tamayo se ha unido también en solidaridad con los obispos franceses que “han manifestado su profunda emoción y horror por este atentado”. Además ha asegurado que también los obispos españoles se unen a la Iglesia en Francia en las oraciones “por los seres queridos de las víctimas que tienen que afrontar el horror y la incomprensión”.