Un joven que descubrió su vocación en las Fuerzas Armadas ahora es sacerdote

El Arzobispo Castrense de España, Mons. Juan del Río Martín, ordenó sacerdote a José Benito Pérez Lopo, quien descubrió y maduró su vocación en las Fuerzas Armadas españolas.

Acompañado de sus familiares y amigos, el ahora P. José Benito escuchó atentamente las palabras del Arzobispo quien le agradeció su entrega y el invitó a ser fiel y constante en la oración y en el trabajo pastoral.

El recién ordenado sacerdote es calificado por el arzobispado castrense como «un nuevo servidor de los servidores de la paz». Se ha formado en el Seminario Castrense Juan Pablo II con el fin de entregar su vida al servicio de los hombres y mujeres de las Fuerzas Armadas.

El nuevo sacerdote prometió la oración diaria por todos y cada uno de aquellos fieles castrenses, especialmente los que les sean encomendados.

El pasado domingo 27 de julio el P. José Benito Pérez celebró su primera Misa en la catedral castrense de Madrid y el 10 de agosto celebrará su primera Misa solemne rodeado de capellanes castrenses que acudirán de diversos puntos de España para acompañarle en la Iglesia Parroquial de Sande-Cartelle (Orense).