Para llegar a puerto

Autor: Francisco Fernández Carvajal

 

«Jesucristo es el sol que brilla sobre las tinieblas de la historia. Pero para llegar hasta Él necesitamos también luces cercanas, personas que dan luz reflejando la luz de Cristo, ofreciendo así orientación para nuestra travesía» De este modo el Papa Benedicto XVI nos mostraba la gran necesidad de la dirección espiritual en nuestra vida interior. Este medio ha sido usado por muchos santos de toda la historia de la Iglesia, que lo han recomendado vivamente, y que la misma Iglesia Católica ánima que cada uno incorpore a su plan de vida espiritual.

Por estos motivos, esta obra pretende, en primer lugar comunicar la necesidad de la dirección espiritual, y en segundo lugar aconsejar, tanto al director como al dirigido, sobre cómo conseguir aprovecharla al máximo.

La primera mitad de esta breve obra (primera, segunda y tercera parte) están especialmente dirigidas a aquellos que sean directores espirituales, en las que se muestra los modelos (segunda parte) en los que debe inspirarse un buen director (padre, maestro, amigo, médico y pastor) y qué cualidades debe este tener (primera parte), así como algunas indicaciones (tercera parte) sobre cómo debe este tratar específicamente la dirección de las personas.

La segunda mitad no obstante es de gran utilidad no solo para el director (que también) sino también para el dirigido. Este es sin duda aquel que acude a la dirección, y aquel que se conoce, sabe que dificultades tiene y qué le pide el Señor en cada momento, por tanto es el dirigido aquel que debe llevar la iniciativa en este medio, y para este propósito son muy útiles los consejos de esta segunda mitad. En primer lugar (cuarta parte) comenta la frecuencia, duración, lugar; y en segundo lugar (parte quinta) algunos de los principales temas generales en los que la dirección espiritual debe centrar la lucha para mejorar.

Asimismo es de máxima utilidad, tanto para el director como para, especialmente, el dirigido, el extenso anexo de la obra en la que se recoge un listado de temas frecuentes que deben tratarse en la dirección de cualquier persona.

Sin duda recomendamos este libro, tanto para los directores como para los dirigidos, quienes pueden aprender a aprovechar mejor este medio y ser conscientes de la vital importancia que la Iglesia viene reiterando.

Para aquellos quienes quieran leer este libro, les remitimos al siguiente enlace de googlebooks, dónde se encuentra disponible casi la totalidad de esta obra:

http://books.google.es/books?id=TeKCfc2Nk-kC&printsec=frontcover&hl=es#v=onepage&q&f=false