Vende su riñón para poder comprar un iphone

Tener, tener y tener. A veces somos capaces de hacer los más grandes sacrificios para tener algo que nos gusta, el último modelo de teléfono o lo que sea.

Es el caso que podemos leer en ABC, el de Xiao Wang, que en 2011, cuando tenía 17 años, no tenía suficiente dinero para comprar un iPhone y un iPad y solo por tenerlos, decidió vender un riñón.

Además de recurrir a una ilegalidad, ocho años más tarde, está en cama y tendrá que pasar el resto de su vida conectado a una máquina de diálisis.

A través de algunos intermediarios, logró organizar todo sin el conocimiento de sus padres para conseguir el dinero que necesitaba para comprar un iPhone y un iPad. Nueve personas fueron arrestadas por ese asunto, incluido el médico que realizó la operación.

Esta historia nos tiene que hacer reflexionar, porque muchas veces le damos al Señor las migajas de nuestro tiempo, quejándonos, y somos capaces de los mayores sacrificios para conseguir nuestros caprichos.

Sobre esta historia, si quieres, puedes leer más en este enlace de ABC