Moderno y… ¿cristiano?

Pasarlo bienMuchos jóvenes a veces pensamos que estamos solos en esto de ser cristianos. No olvides que estamos con Dios, y no hay mejor compañía que la suya ya que es el ÚNICO que nunca nos va a dejar.

Tras leer esto pensaras que sí, que esto ya te lo han dicho mucha veces y te lo crees, pero que necesitas apoyo de alguien como tú. Pues sí, tener a alguien al lado que comparta nuestras ilusiones y flaquezas la verdad es que ayuda.

Pero, ¿de verdad crees que si un hijo le pide a su padre comida, éste le va a dar piedras? Pues, ¿quién más generoso y bueno que Dios Padre para darnos lo que le pedimos? Quien busca encuentra, y añado: a los que encuentres, cuidalos.

Tenemos que tener la valentía de salir a la calle, perder los respetos humanos y actuar como dignos hijos de Dios, con una sonrisa en la cara. ¡Qué cosa más atractiva! Si todos nos proponemos esto… ¿realmente crees que estaríamos tan solos como parece?

Recuerda que si vas a la iglesia, a hacer deporte, a dar una vuelta o a tomarte unas copas con los amigos, Jesús está contigo. Y tú, como buen amigo de tus amigos, tienes que darles a conocer lo mejor que tienes: Dios. Tus amigos no pueden tener una imagen de ti del típico aguafiestas, del “no…, que me lo prohibe mi religión”. ¡Dios no es aburrido! Lo que quiero trasmitirte es que se puede ser joven y moderno, y a la vez, profundamente cristiano. Tus amigos tienen que verte como un tio/a de una pieza, que encuentra diversión en las cosas de cada día,  que sabe disfrutar de las cosas buenas de la vida, aquellas que aportan, porque si no aportan, apartan.

Pues esto que digo no lo he inventado yo. Hay muchos jóvenes cristianos que se mueven por Cristo, y claramente, son felices. Esta semana, por ejemplo, he conocido un grupo joven de pop/rock religioso: Hakuna Group Music. Chavales como nosotros que quieren a Cristo… ¡Porque, como he dicho, se puede ser moderno y profundamente cristiano!

Os dejo el video con el que se dan a conocer. ¿No os parece que cumple esto que digo? Ya veis que no estamos tan solos como podemos pensar… lo que pasa es que hay que saber donde buscar. Ya dijimos que desde nuestro sofá no vamos a cambiar el mundo ni nada que se le parezca así que… levántate y ¡vamos a ello!