Noticias

Gana el juicio contra la clínica que la trató para cambiar de sexo

Keira Bell es una joven británica de 24 años que con 16  comenzó un tratamiento para cambiar de sexo que interpuso una demanda contra la clínica que la trató por no haberse asegurado que esa era la mejor opción para sus problemas. Como informa el diario ABC, ahora los tribunales le han dado la razón dictaminando que es poco probable que los niños menores de 16 años con disforia de género puedan dar su consentimiento informado.

La madre de la menor dijo a la BBC antes del fallo que es «aterrador» que exista tan poca investigación sobre los motivos de que un menor sienta que no es del sexo correcto antes de que se le administren los bloqueadores de la pubertad. «Es angustioso tener que esperar y tratar de convencer a alguien de que su identidad amerita una intervención médica. Sin embargo, creo que la consecuencia de equivocarse, los resultados de hacerlo mal, también son catastróficos», manifestó.

La joven empezó a tomar bloqueadores de la pubertad a los 16 años, un año después inició el tratamiento con testosterona y a los 20 se sometió a una doble mastectomía.

Bell, que ya empezó a tratarse para revertir el proceso, asegura que «fue desgarrador darme cuenta de que había tomado el camino equivocado», se mostró convencida de que esta sentencia ayudará a la protección de los menores vulnerables.

Fuente:  ABC

Artículos relacionados

No se han encontrado resultados.

Últimas entradas