Noticias

A Deborah la mataron por ser cristiana

Deborah Yakubu fue apedreada y quemada por sus compañeros musulmanes de universidad en Nigeria por un supuesto mensaje «blasfemo», en mayo de este año.  Ahora su padre, protegiendo su identidad, ha hablado de lo que ocurrió.

Ese día ella le llamó por teléfono para decirle que la querían matar. «Porque soy cristiana. Me acusan de cometer un acto de blasfemia».

«Esa semana hubo varios exámenes», cuenta su padre. «Deborah y sus compañeros habían abierto un grupo en WhatsApp en el que hablaban de los cursos, los exámenes y el material necesario para realizarlos».

El día antes del asesinato, una compañera le había preguntado cómo había conseguido sacar tan buenas notas en el último semestre, y ella le había contestado por mensaje: «Todo gracias a Jesús«.

«El 99% de sus compañeros eran musulmanes y se sintieron ofendidos por esa respuesta, así quele dijeron que retirara esas palabras y se disculpara», explica su padre. Pero Deborah se negó, diciendo que no había hecho nada malo, «que creer en Jesús no es un delito en Nigeria y que no tenía intención de pedir perdón».

«Buen Dios, no nos pasará nada. El propósito por el que se creó este grupo es enviar ejemplos de exámenes pasados, no divulgar información innecesaria. Y además, ¿quién es el profeta Mahoma?», escribió Deborah. A partir de esto se desató la acusación de blasfema.

Puedes leer el resto de este trágico suceso en Religión en Libertad

Artículos relacionados

No se han encontrado resultados.

Últimas entradas