No te conviertas en un juguete roto

Demi Moore, una de las grandes actrices de Hollywood, acaba de publicar un libro en el que relata detalles escabrosos de su vida en la que el sexo, las drogas y el alcohol han jugado un papel importante de ella.

Leyendo un artículo publicado de ABC podemos hacernos una idea de la dureza. Cuando sólo tenía 15 años fue violada con el conocimiento de su madre a la que le pagaron 500 dólares por ello. A partir de entonces empezó a beber alcohol y más adelante a consumir cocaína. Los excesos le llevaron a tener que someterse a un tratamiento de rehabilitación.

Con Ashton Kutcher se sintió joven y fue bien hasta que recayó en el alcohol. «Me encontré moldeándome para convertirme en la mujer que él quería. Llegué a participar en tríos en un intento desesperado de salvar nuestra unión» admite la actriz quien perdió un bebe de Kutchner, estando embarazada de seis meses. «Pensé que lo había perdido por beber y fumar, algo que hacia en esa época, y me culpé a mí misma del aborto. Me refugié en el alcohol para olvidar el dolor. Me sentía perdida, vacía, desesperada y confundida. No veía lo que tenia frente a mí, ni mi familia ni nada. Puse demasiado peso sobre Asthon y él se agobió».

Si quieres, puedes leer más sobre este tremendo testimonio de una vida rota por los excesos en ABC