El Padre Patxi Bronchalo, desde una residencia de las Misioneras de la Caridad en Rusia, nos cuenta como es un día de Misión allí a través de los jóvenes que están con él.

Se levantan sobre las 5,30 de la mañana y empiezan el día haciendo una hora de Oración luego Misa Una muy buena manera de arrancar con el Señor.

Publicado en el canal de YouTube del Padre Patxi Bronchalo

 

Artículo anteriorINDIGENTE – [Orar con GPS]
Artículo siguienteTodo empezó con Mel Gibson. Testimonio de Eva Burniol