En este vídeo, que se ha hecho viral, publicado por Samuel Adrián en su muro de facebook, un padre entrega de su hija para el matrimonio.

Ese padre es su suegro y ha conseguido emocionar a los novios, sobre todo a Samuel.

Mira qué cosas más bonitas le dice y cómo Dios está en el centro de sus vidas:

Artículo anteriorCómo vivo mi fe. Cristina Barceló
Artículo siguienteEl testimonio de una sotana