La vida como vocación. Carmina Salgado

Publica CL España un artículo sobre una conferencia de Carmina Salgado, una de la primeras mujeres de Comunión y Liberación, que ha fallecido hace poco. Es una conferencia muy bonita sobre la vida como vocación y el matrimonio del ella que tenía una experiencia de 43 años.

«No puedo referirme a la vocación al matrimonio si no es situándola dentro de la gran vocación que es la vocación al ser. Me refiero a la tensión a ser yo misma, a realizarme, a tomarme en serio mi humanidad, a encontrar la respuesta a la búsqueda de quién soy y cuál es mi destino, a qué estoy llamada yo, Carmina, todos los días, en mi vida normal y corriente«.

Describe la vocación como una llamada que alguien te hace y que conlleva una promesa de realización, de sentido, de alegría. Ante esa llamada uno puede dejarla pasar, aceptarla sin más compromiso o decir «sí quiero» aceptando el compromiso.

Todos los acontecimientos de nuestro día a día, las modulaciones del temperamento de cada cual, las personas que conocemos, el trabajo, todo, seamos más o menos conscientes de ello, desvelan su verdadero significado cuando uno las acoge y las verifica en su propia vida. Con el paso del tiempo, si uno no ha tirado la toalla de la búsqueda, se va comprendiendo todo: por qué y para qué hemos nacido, el sentido del sufrimiento, de las esperanzas, de los deseos del corazón, de la utilidad de la vida. Se va entendiendo lo importante.

La experiencia de sentirse vinculada con el otro para siempre, en el matrimonio, porque Otro os ha puesto juntos hizo que el suyo fuera “indestructible”. El espectáculo de la unidad no es obra de los hombres, es obra de Dios. Es Dios, quien sostiene y cuida lo que nosotros somos incapaces de hacer por nosotros mismos. Si esa experiencia del “para siempre” existe en el principio, uno puede hacer memoria de ella cuando llegan las dificultades entre los dos –que llegan, sin dudar, y a veces excesivamente duras– y volver a amar lo que se nos ha dado y se nos da. Y volver a partir sin perder la dramaticidad de la vida.

Lee el artículo completo en CL España porque es muy interesante y te puede ayudar mucho