Pedir perdón a tus hijos te engrandece

Pedir disculpas o perdón es una gran lección de humildad. Publica Eres Mamá un artículo sobre la importancia de pedir perdón a tus hijos.

Los seres humanos cometemos errores, nos equivocamos y pedir perdón nos engrandece y nos hace crecer humana y espiritualmente. Este crecimiento supone superar retos y madurar, una tarea a la que se enfrentan a diario los padres, quienes como todos los seres humanos a veces se equivocan y pueden gritar o juzgar mal a sus hijos.

No se trata de una mera formalidad sino más bien de un acto con el que le aportas a tus hijos, entre otros aspectos, seguridad, confianza, reconforte, empatía y asertividad. Además, los ayudas a integrar el perdón como herramienta personal.

Además es importante rectificar, eso te ayudará a ver los errores como un elemento pedagógico, lo cual no solo te aportará valiosas lecciones a ti sino también a tus hijos.

Es mucho más ejemplarizante ser un padre coherente, uno que practica lo que predica.

Te recomiendo que leas el artículo completo en Eres Mamá