Gemelos que se salvaron de un aborto hoy son sacerdotes

Publica Aciprensa una de esas noticias asombrosas que son un canto a la vida.

A inicios de 1984 una ecografía mostraba que en el vientre de la chilena Rosa Silva se gestaba un bebé con tres brazos y dos cabezas. Qué impresión se debió de llevar. Los médicos rápidamente le propusieron que abortara con bastante insistencia. Pero Rosa estaba dispuesta a recibir «lo que Dios le mandara» y Dios no le envió un bebé con malformaciones sino hijos gemelos. Hoy son los felices sacerdotes Felipe y Paulo.

Publicado en el canal de YouTube de Aciprensa