La olímpica Theresa Zabell comprometida con el cuidado del mar

El 1 de septiembre se celebra la Jornada Mundial de Oración por el Cuidado de la Creación. El papa nos convoca a todos a rezar para que se garantice «el acceso al agua potable y segura, como un derecho humano básico, fundamental, universal y necesario».

Entro otras cosas, es necesario el cuidado del mar, cada vez más contaminado por los vertidos y la acumulación de plásticos. Theresa Zabell, doble medallista olímpica en vela, preocupada por este tema ha creado la Fundación Ecomar. «Los que hemos tenido la inmensa suerte de ver cumplidos nuestros sueños como fue mi caso, que con 11 años soñaba con ir a los Juegos Olímpicos y subirme al podio y acabé haciéndolo por partida doble, estamos obligados a devolver a la sociedad parte de lo que nos ha dado… sobre todo en la etapa final de mi carrera deportiva, cada vez veía más contaminación en el mar.»

Theresa sabe muy bien que «cuando quieres cambiar una sociedad tienes que empezar por las personas en edades receptivas. Por ello, nos centramos en los niños de entre 9 y 12 años, explicándoles que todos en nuestro día a día podemos cuidar el mar, del que procede el cincuenta por ciento del oxigeno que respiramos y que necesitamos para vivir».

Teresa se declara creyente y reza a la Virgen en los momentos cruciales de su vida, su familia o sus hijos.

En este enlace de la Diócesis de Málaga puedes leer el artículo completo