¿Conoces a los Laicos Misioneros de la Consolata?

Hay personas que viven de forma especial el desprendimiento de sí mismas y de lo material. Éste es el caso de Mónica Loring y su marido, cuyo testimonio podemos leer en la web de la Diócesis de Málaga.

Ellos son miembro de los Laicos Misioneros de la Consolata. Desde jovencita, Mónica iba a campos de trabajo para llevar medicinas y ropa a los más necesitados. «Durante el curso, realizábamos un camino formativo de aproximación a la Iglesia, a la fe cristiana y a la misión». Así fue cómo salió su espíritu misionero, explica ella.

«Este carisma misionero nos llevó a mi marido y a mí a marcharnos a la misión en el año 95. Vivimos cinco años en el sur de Tanzania y trabajamos en un hospital: yo como médica internista y mi marido como administrador. Allí nació nuestro primer hijo. Volvimos a Málaga unos años y, en 2007 nos marchamos de nuevo, en esta ocasión a Nairobi (Kenya), con nuestros tres hijos. Allí trabajamos en un dispensario de una de las zonas más desfavorecidas de la ciudad».

Entra en este enlace de la Diócesis de Málaga para conocer mejor a Mónica y a los Laicos Misioneros de la Consolata