Acoger al refugiado no es sentimentalismo es el mensaje del evangelio. Cardenal Osoro

«A mí no me gustaría que un sobrino o un amigo mío tuvieran que salir de España y no les acogieran en ninguna parte. No puedo entenderlo desde mi visión cristiana. No me imagino que alguien a quien quiero tuviera que irse de España y no encontrara un lugar para aposentar su vida»,  ha afirmado a Alfa y Omega el cardenal Carlos Osoro tras la visita a dos parroquias que este verano se han organizado como lugares de acogida de emergencia para solicitantes de asilo.

Para el cardenal Osoro, la acogida no deriva de un sentimentalismo, sino de vivir el evangelio. «Lo que uno quiere para uno mismo y para los que quiere, lo debe querer también para los demás. Eso es lo que nos enseña el Evangelio».

A la vez que afirma esto, reconoce que se trata de un tema complejo, por eso «debemos ser inteligentes y capaces no solo de acoger a la gente, sino de darles también los instrumentos necesarios para que vayan descubriendo dónde vienen: qué costumbres hay, qué cultura tenemos… y que puedan integrarse con los demás de una forma sencilla», ha señalado.

En este enlace de Alfa y Omega puedes leer conocer de forma más amplia lo que ha dicho el Cardenal