No son hombres extraordinarios – [ Meditación ]

Uno de los grandes males que le podemos hacer a los santos: Santa Teresa de Calcuta, San Juan Pablo II o Santa Mónica es pensar que son hombres o mujeres extraordinarios. Esto no quiere decir que no hayan hecho cosas extraordinarias pero no son superheroes.

 

Ellos, como nosotros, son muy normales pero han sido conscientes de su misión. Ahora nos toca a nosotros ser conscientes de la nuestra.