«Tener a Dios en mi corazón me da tranquilidad para jugarme la vida». Ritter

El torero colombiano Sebastián Ritter, tras la cornada recibida en la feria de San Isidro, de Madrid, vuelve a torear en Las Ventas con motivo de la festividad de la Virgen de la Paloma, el 15 de agosto.

Según leemos en el diario El Mundo, el propio torero explica lo que sintió al recibir esa cornada de 20 centímetros que destrozó la vena safena: «La cornada fue fuerte, afectó a la musculatura y a las venas pero tuve suerte de que no me cogiera el nervio

Ritter se confiesa abiertamente como un hombre de fe. Al celebrarse el día de la patrona, la Virgen de la Paloma aumenta el significado de la cita: «Ojalá la Señora nos ayude ese día. Siento que cuando salgo a una plaza de toros puedo morir. Encuentro la fuerza para ponerme delante de un toro en la fe. Soy consciente de que me puedo morir cada día que salgo a la plaza, tener a Dios en mi corazón me da tranquilidad para jugarme la vida».

Puedes leer este artículo completo entrando en este enlace de El Mundo